El ciclo de vida del vino

El ciclo de vida del vino está determinado por las fases de evolución que presenta una vez embotellado el producto, estas fases van mostrando cambios dramáticos en la estructura aromática, visual y gustativa del vino producidos por los efectos de oxidación y evaporación de los componentes que dan vida y cuerpo al vino.

 Los procesos de evolución aromáticos provocan en el mejor de los casos, una reducción significativa en los aromas y bouquet del vino y un crecimiento de aromas de oxidación y avinagramiento. Un vino evolucionado también puede presentar cambios aromáticos con tendencias a la descomposición y enmohecimiento debidos a una mala conservación.

 Los procesos de evolución visual tienen efecto en la degradación del color, de tonos violáceos y rubíes muy vivos en el caso de un vino tinto joven, a la transformación del color a tonos anaranjados y tejados. En el caso de los vinos blancos, de colores vivos, brillantes con tonalidades oro, acero y paja a tonos ámbar y ocre.

 Los procesos de evolución gustativa además de incrementar su acidez, degeneran las cualidades de calidad que posee el vino. El proceso natural de oxidación tiene un efecto de evolución y desarrollo en botella hasta llegar a su grado óptimo, después de esta fase, comenzará su decadencia. Dependiendo del cuidado que se le dé al vino este tendrá una evolución gustativa natural o de descomposición, en cuyo caso los elementos gustativos presentaran defectos biológicos o químicos que pueden provocar que el vino sea imbebible. 

 Las fases de evolución y vida del vino son:

 

  • Periodo De Evolución: El vino continúa con un desarrollo de aromas, tonos y sabores. Se considera que en el inicio de este periodo el vino aún se encuentra verde y es preferente dejarlo evolucionar en su botella.
  • Periodo Óptimo: El vino se encuentra en su mejor momento, no se desarrollara más. Es importante beberlo en este momento lo antes posible y evitar su decadencia.
  • Periodo De Decadencia: El vino pierde cualidades de manera acelerada. Si el vino fue guardado cuidadosamente, es posible beberlo en el inicio de esta fase, más adelante se convertirá en un vino imposible de beber.

Existen principalmente 3 conservantes naturales del vino:

 

  • El Grado Alcohólico
  • La Acidez
  • Los Taninos

En el mundo del vino y, al tratarse de un producto natural con oscilaciones en función de su composición y variedad de uva, no existen reglas de oro en cuanto al ciclo de vida de los caldos, pero sí puede trazarse un patrón común en base a su tipo de crianza, la tipicidad de la uva y los cuidados que el Enólogo determine en su proceso de vinificación.